Para los visitantes que disfrutan del buen comer, Ixmiquilpan tiene una variedad de platillos que permite degustar y saborear la atractiva gastronomía del lugar. Entre los platillos típicos de la región  está la barbacoa de carnero o de pollo, fritanga, quesadillas de sangre de carnero frita, moronga en caldillo y chile, quesadillas de flor de calabaza, tamales verdes, rojos y de jitomate, nopales con quelites, alberjones, que se preparan con chile guajillo tostado y con una ramita de cilantro; para los de paladar suave tenemos los dulces de leche y azúcar, dulces de frutas cubiertas de piloncillo, tunas, nuez, duraznos, membrillos, aguacate

Si eres de los que sienten gusto por las bebidas, así como pulque blanco, extraído del maguey así como aguamiel será la delicia  y pulque curado de varias frutas, por ejemplo, el curado de guayaba te harán disfrutar de la hora de la comida.

Otro atractivo culinario que no podemos dejar pasar son los gusanos de maguey, los mixiotes o los escamoles, los tacos de gualumbo, hechos con flores de maguey; flores de sabila, flores de palma, las gorditas de quelites; la salsa de xoconostle; la salsa de xamues (gusanos de mezquites)  y los xages, que es una olla de frijoles tiernos con carne de cerdo y chile pasilla muy parecida al famoso platillo yucateco frijol puerco.

Algunos parecen exóticos pero indudablemente, la gente que viene a Ixmiquilpan, se van gustosos del lugar y con la promesa de volver.