Para disfrutar de las vacaciones debemos tener  en cuenta las medidas de seguridad según el lugar donde estamos. Conoce algunas que puedes llevar a cabo:

  • Técnica de la Respiración artificial

La técnica de respiración boca a boca consiste en introducir aire expirado por el reanimador dentro del árbol respiratorio del accidentado, después de limpiar previamente la boca. El socorrista debe adaptar perfectamente su boca a la del paciente y ha de tapar la nariz con los dedos para que no se escape el aire. Ha de mantenerle la cabeza hacia atrás para evitar que se ahogue con la lengua. En niños muy pequeños, puede ser más fácil expirar dentro de la boca y nariz al mismo tiempo.

  • En caso de pérdida de conocimiento

Es necesario mantener al lesionado echado, en posición lateral, aflojando la ropa que pueda dificultar su respiración y abrigarlo bien mientras se espera su traslado. Para evitar que se ahogue con la lengua se le ha de girar la cabeza.

  • En casos de ahogo

Lo primero que ha de hacerse a un bañista que se está ahogando es, evidentemente, sacarle del agua, al menos la cabeza. Si no respira, se ha de comenzar inmediatamente la respiración artificial, incluso con la víctima dentro del agua, después de una rápida limpieza de boca y nariz.

Si no se palpa el pulso en el cuello (carótida), se ha de practicar masaje cardíaco al mismo tiempo que la respiración artificial, tan pronto como el paciente pueda ser instalado en posición horizontal encima de una superficie firme.

Es inútil sacar el agua de las vías respiratorias colocando al ahogado cabeza abajo.

  • En caso de hemorragias

Comprimir la herida con gasas o ropa limpia a fin de taponar la hemorragia. Si ésta se presenta en una extremidad y no se detiene por compresión, cabe la posibilidad de usar un torniquete como último recurso, pero debe aflojarse caca media hora par que llegue la sangre al extremo del miembro. En caso de hemorragia por lesión de una arteria importante (sangre más roja y que afluye a borbotones) debe hacerse compresión sobre la artería, consultar un manual de primeros auxilios.

No olvides llamar al número de emergencias o a los encargaos del lugar para una mayor atención.